Gravisimo: Médicos podrán negar servicio a la comunidad LGBT y personas con VIH

El congreso de Nuevo León aprobó la reforma a la Ley Estatal de Salud; los médicos podrán negar la atención a la comunidad LGBT, personas con VIH y migrantes.

Tras horas en el Congreso, diputados aprobaron con 35 votos a favor, 5 en contra y una abstención, la iniciativa de la reforma a la Ley Estatal de Salud, en la que los médicos de Nuevo León podrán negar el servicio a la comunidad LGBT, personas con VIH, migrantes y mujeres que quieran abortar.

Dicha iniciativa modificará la fracción IV del artículo 48 de la ley, la cual establece la “objeción de conciencia”, fue propuesta por el diputado del Partido Encuentro Social (PES) Juan Carlos Leal.

Los médicos del sector salud pública tendrán el derecho de decidir su brindar o no atención a los pacientes con VIH, migrantes, integrantes de la comunidad LGBT y hasta personas indígenas.

“El personal médico y de enfermería que forme parte del sistema estatal de salud podrá ejercer la objeción de conciencia y excusarse de  participar en la prestación de servicios que establece este ley”, señaló la diputada del Partido del Trabajos (PT), María Guadalupe Rodríguez.

Asimismo, agregó que los médicos podrán tomar dicha decisión aún cuando este vaya en contra de sus principios éticos y sin temor a ser castigados por la ley.

“La objeción de conciencia es el derechos consistente en la negativa a realizar determinados actos o servicios derivado de una orden de autoridad o de una norma jurídica cundido estos contradicen los propios principios éticos o morales”, detalló la diputada petista.

En tanto, usuarios de redes sociales se mostraron indignados ante la aprobación de dicha reforma a la ley que deja sin salud pública a los sectores más vulnerables de la población.

“Sobre la modificiación a la ley estatal de #salud en #NuevoLeón, lo único que hace, es reconocer la existencia de la #ObjeciónDeConciencia. No querer antender a personas LGBT, migrantes, indígenas o quien vive con #VIH, es pura DISCRIMINACIÓN, y no esta amparado por la ley”.

Tomado de: https://laverdadnoticias.com/mexico/Medicos-podran-negar-servicio-a-la-comunidad-LGBT-y-personas-con-VIH-20191021-0240.html

Estudio confirma que no hay riesgo de transmisión del VIH si se toman antirretrovirales

La investigación siguió durante ocho años a casi 1.000 parejas de hombres homosexuales, de las que uno de ellos vivía con VIH y tomaba medicamentos antirretrovirales y el otro era VIH negativo. No hubo casos de transmisión durante ese tiempo.

Una investigación realizada entre casi 1.000 parejas de hombres homosexuales confirmó que tomar medicamentos antirretrovirales impide que se transmita el virus del VIH.

El estudio, realizado en Europa y publicado en The Lancet, siguió durante ocho años a 972 parejas de hombres homosexuales, en las que uno de ellos vivía con VIH y tomaba medicamentos antirretrovirales, y el otro era VIH negativo.

No hubo casos de transmisión del virus entre las parejas durante ese tiempo. Esto se debe a que el tratamiento reduce el virus a niveles muy bajos en el cuerpo.

“Que no se puede detectar equivale a que no se puede transmitir”, dijeron los expertos.

Y los investigadores dijeron que es probable que se hayan prevenido alrededor de 472 casos de VIH. En total, las parejas reportaron haber tenido sexo anal sin preservativo un total de 76.088 veces.

Aunque 15 hombres se infectaron con el VIH durante el estudio, las pruebas genéticas mostraron que ninguno de los virus provenía de su pareja principal.

“Nuestros hallazgos proporcionan evidencia concluyente de que el riesgo de transmisión del VIH a través del sexo anal cuando se suprime la carga viral del VIH es efectivamente cero“, dijeron los investigadores.

Alison Rodger, autora del estudio y profesora de enfermedades infeccionas en la University College London, explicó que se sabe que el sexo anal tiene el mayor riesgo de transmisión, pero que los hombres homosexuales deben estar tranquilos.

“Este poderoso mensaje puede ayudar a poner fin a la pandemia del VIH al prevenir su transmisión y abordar el estigma y la discriminación que muchas personas con VIH enfrentan”.

Pidió que todas las personas que viven con VIH tengan acceso a pruebas y a un tratamiento eficaz.

Matt Stokes, de 26 años, fue diagnosticado con VIH en 2016 y empezó a medicarse cuatro semanas después. Las pruebas mostraron que el virus era indetectable en su cuerpo a los tres meses.

“Es un gran alivio y me da confianza saber que no puedo transmitir el virus”, dijo.

“Entre la comunidad gay y mis amigos se ha producido un cambio real en los últimos años: puedes poner ‘indetectable‘ en Grindr, por ejemplo”, dijo sobre la app de citas para homosexuales.

Pero aún queda un largo recorrido antes de que todo el mundo sepa qué significa, agregó. “Algunas personas no quieren creerlo. Tienen un miedo irracional de que no sea cierto”.

Encarando el estigma

Deborah Gold, directora de la organización National AIDS Trust, cree que se debe hacer más para transmitir el mensaje a los trabajadores de la salud y al público en general.

“Debe haber una mayor comprensión de cómo se transmite y no se transmite el VIH, y de que el tratamiento detiene la transmisión. Creemos que esto es vital para abordar el estigma”.

Investigaciones anteriores han demostrado un riesgo nulo para las parejas heterosexuales de transmitir el virus, cuando una persona está recibiendo tratamiento contra el VIH, lo que llevó a ONUSIDA a lanzar su campañaindetectable = no transmisible.

El doctor Ford Hickson, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que el estudio confirmó que si las personas contienen su VIH con terapia antirretroviral, “no pueden transmitir el virus a otras personas durante el sexo, sin importar el tipo de sexo que tengan”.

En el estudio, los hombres con VIH habían estado tomando terapia antirretroviral durante un promedio de cuatro años antes de empezar, convirtiendo el virus en indetectable, es decir, con carga inferior a 200 copias por mililitros de sangre.

La mayoría de las personas alcanzan este nivel después de tomar el tratamiento diario durante seis meses.

¿Qué es la terapia antirretroviral?

Es una combinación de medicamentos, que deben tomarse diariamente, para detener la replicación del VIH en el cuerpo. No puede curar el VIH, pero puede reducir la cantidad de virus a niveles indetectables en la sangre.

La mayoría de las personas con VIH toman una píldora combinada una vez al día, pero otras pueden tomar hasta cuatro píldoras al día, según sus necesidades de salud específicas. Se recomienda a todos que comiencen el tratamiento inmediatamente después de ser diagnosticados.

“El estudio nos da la confianza para decir, sin lugar a dudas, que las personas que viven con el VIH que reciben un tratamiento eficaz no pueden transmitir el virus a sus parejas sexuales”, dijo el doctor Michael Brady, director médico de la organización benéfica Terrence Higgins Trust, que ayuda a personas con VIH.

“Esto tiene un impacto increíble en la vida de las personas que viven con VIH y es un mensaje poderoso para abordar el estigma relacionado con el VIH”.

En la actualidad, alrededor de 37 millones de personas viven con VIH en el mundo. Según estimaciones de ONUSIDA, en 2017 en América Latina había 1,8 millones de adultos y niños viviendo con VIH.

Extraido de: https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/el-estudio-que-confirma-que-no-hay-riesgo-de-transmision-del-vih-si-se-toman-antirretrovirales/612266

El largo camino para aceptar que la transexualidad no es una enfermedad

El género es una construcción social y como tal cualquier persona debe ser libre de auto-identificarse con la expresión de género que le resulte más adecuada, cómoda, saludable para su vida. Esa es la principal razón para no considerar la transexualidad como una patología.

Han transcurrido décadas de luchas para quitar el estigma y la segregación. Sin embargo, no fue sino hasta 2018 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió que la transexualidad no es un trastorno mental y la excluyó de su lista de enfermedades psicológicas, pero continúa clasificándola como una disfunción sexual física.

Ya en 2012 la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) había dado el paso que recientemente siguió la OMS. No obstante, ambas organizaciones han dado una solución parcial al tema de la discriminación hacia personas trans, generada por las infundadas creencias sociales que los etiquetan como enfermos, anormales o hasta perversos. Esos prejuicios son los que han vuelto largo el camino de la aceptación.

Aunque organizaciones e individualidades aplauden los incipientes avances por el reconocimiento de las identidades trans, no por ello se conforman. El objetivo de lograr ser tratados como iguales, especialmente en lo jurídico, médico, educativo y social continúa siendo una prioridad por alcanzar.

Es necesario destacar que mientras se problematice la inconformidad de género, seguirá existiendo un estigma social hacia las personas con identidades trans.

En ese sentido, vale destacar que la identidad de género como parte de la expresión de la personalidad es un derecho humano fundamental y en ningún caso ello debe ser señalado como enfermedad.

Asimismo, la transexualidad no limita a ningún individuo física o mentalmente para desenvolverse como ciudadano en lo personal o laboral, por esa razón tampoco puede considerarse una enfermedad. Voz Latina LGTBI defiende la bandera de la diversidad que incluye la transexualidad como identidad válida de cualquier persona. Ser transexual es una expresión que puede manifestarse en cualquier ser humano y ello en sí mismo no impide que la persona desarrolle y aporte a la sociedad todos sus potenciales. Los prejuicios y la discriminación son los únicos flagelos que sí pueden causar terribles enfermedades y males como la depresión, la baja autoestima y hasta la muerte.

Referencia:

https://actualidad.rt.com/actualidad/277444-oms-excluye-transexualidad-enfermedades-mentales